En Zitácuaro pueblos se alzan contra la delincuencia, por abandono del Gobierno: Alcalde y Gobernador en campaña

Publicado el 24 de Enero de 2021 a las 22:21:00 | Por: Redacción / Informa Oriente |

Zitácuaro, Mich., a 24 de enero del 2021.- Mientras el gobernador Silvano Aureoles Conejo y el alcalde de Zitácuaro, Carlos Herrera Tello, se aliaron en beneficio de sus aspiraciones políticas y ya se encuentran en campaña por la gubernatura de Michoacán en 2021 y la Presidencia de la República en 2024, las comunidades del municipio de Zitácuaro, abundantes en recursos naturales y con importantes siembras de aguacate y diversas bayas, se han visto en la necesidad de autodefenderse de la delincuencia organizada que amenaza su integridad, acusando el abandono del Gobierno.

Con diversas lonas colocadas en las comunidades de Zitácuaro, los pobladores anunciaron que toman la seguridad en sus manos, por la incapacidad de las autoridades en garantizar su integridad.

“Comunidades indígenas de Zitácuaro toman la seguridad en sus manos, ante el abandono de todos los gobiernos”, dicen las lonas que fueron colocadas en espacios públicos.

Esto ocurre días después de la violencia atribuida al crimen organizado, que dejó un saldo de 13 personas asesinadas durante la tarde del domingo y primeras horas del lunes pasado, en las inmediaciones de las comunidades Donaciano Ojeda y Valle Verde.

Otro crimen violento tuvo lugar en el vecino municipio de Ocampo, donde la noche del lunes pasado un hombre y una mujer fueron perseguidos hasta la comunidad El Soldado, done fueron tiroteados y resultaron heridos.

En esa misma comunidad, El Soldado, hace un año desapareció y días fue hallado muerto el activista ambiental Homero Gómez, caso que el gobierno estatal calificó como muerte accidental, pero que la familia asegura se trató de un asesinato, mientras que un guía de turistas fue muerto a balazos por esas fechas.

En el Oriente de Michoacán, especialmente en el municipio de Zitácuaro, se ha asentado La Familia Michoacana, cuyo principal cabecilla en la región limítrofe de esta entidad y el Estado de México, es el delincuente Medardo Hernández Vera, conocido como “Lalo Mantecas”.

Extorsión, cobro de piso, tala clandestina, prostitución y asesinatos son parte de los delitos atribuidos a ese grupo criminal en el Oriente de Michoacán, a los que se suman los de tipo ambiental que se realizan para cambiar el uso de suelo a huertas de aguacate y bayas.

Apenas el 8 de enero, en el marco de la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Michoacán, el gobernador Silvano Aureoles Conejo reconoció que en Zitácuaro se dispararon los índices de homicidio, pero aseguró que se aplicó un modelo de seguridad que será replicado en Morelia y Zamora, las ciudades más violentas de la entidad.

Los hechos ocurridos hace una semana en Zitácuaro dejan ver la incapacidad de Silvano Aureoles para manejar el asunto de la inseguridad, aun tratándose del municipio del que se dice originario y uno de los temas que más afectan a la ciudadanía.

Pero Silvano Aureoles es a la vez el autor de esta catástrofe que ha llevado a la población a cerrar sus puertas y tomar la seguridad en sus manos, pues llevó al poder a su socio, el empresario Carlos Herrera Tello, al que apoyó para su segundo mandato y luego descabezó al Ayuntamiento al llevarse al alcalde meses después al gabinete estatal como Secretario de gobierno.

Sin compromisos que cumplir con la ciudadanía que los votó como sus gobernantes, Carlos Herrera Tello y Silvano Aureoles se han dedicado a hacer campaña para colocar al primero como Gobernador en 2021, investido por el PRD, pero también el PRI y el PAN, mientras que Aureoles busca apoyos para la Presidencia de la República en 2024.

El abandono de Aureoles y Herrera Tello a las comunidades de Zitácuaro -no así a la ciudad donde tienen oficinas y propiedades en las que realizan obras que les agregan plusvalía-, derivó en el cierre de la cabecera municipal por parte de los habitantes de las localidades, a mediados de 2020.

Lejos de buscar el diálogo, Aureoles mandó a Herrera Tello a reunirse con los pobladores, a quienes luego insultó en una llamada telefónica, provocando que retuvieran al entonces secretario de gobierno Herrera Tello.

Aureoles finalmente tuvo que reunirse con los habitantes, ofrecerles una disculpa y ceder a su exigencias, para lograr liberar al que hoy es su candidato a la gubernatura de la entidad y socio al que por varios años ha beneficiado con cargos públicos y millonarios contratos.

Comentarios
Más leidas
Más importantes