A un año del “Culiacanazo”, hijo del Chapo Guzmán sigue libre y sin investigación en México

Publicado: Sábado a 17 de Octubre de 2020 a las 22:40:00 | Por: Redacción / Informa Oriente

A un año del “Culiacanazo”, hijo del Chapo Guzmán sigue libre y sin investigación en México

Culiacán, Sin., a 17 de octubre del 2020.- El 17 de octubre de 2020 se cumple un año del fallido operativo de captura de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo Guzmán Loera”, que derivó en la toma de la ciudad por los sicarios del Cártel de Sinaloa y la liberación de quien es señalado por autoridades de EEUU como uno de los mayores traficantes de fentanilo y metanfetamina a través de la frontera mexicana. Hasta la fecha no existe orden judicial contra Ovidio Guzmán en México y su liberación sigue en la opacidad gubernamental.

Fue el 17 de octubre de 2019 que elementos de las Fuerzas Armadas y policía estatal de Sinaloa implementaron un operativo de captura en Culiacán, en cumplimento a una solicitud de detención solicitada por el gobierno estadounidense contra Ovidio Guzmán López.

El hijo del Chapo Guzmán, apodado “Ratón” o “Nuevo Ratón”, fue capturado la tarde de ese día con otros tres hombres en un inmueble, pero los soldados y agentes que realizaron la detención quedaron rodeados por los sicarios que rápidamente tomaron las calles aledañas y la en general la ciudad de Culiacán, protagonizando balaceras con militares y atacando el penal de Aguaruto, de donde fueron liberados 51 reos.

Aunque los captores de Ovidio Guzmán le exigieron que pidiera a los sicarios del Cártel de Sinaloa que detuvieran sus acciones, mientras él estaba dispuesto a rendirse, sus órdenes no fueron escuchadas, lo que obligó finalmente a su liberación en circunstancias que aún son un misterio.

Mientras todo esto ocurría, el presidente López Obrador abordaba un vuelo con rumbo a Oaxaca, y aseguró que estuvo incomunicado durante el viaje y que fue enterado de la noticia de la liberación de Ovidio Guzmán, a su llegada a ese estado, dejando que el secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo Montaño, informara de lo ocurrido mientras él seguía su gira como la tenía programada.

Por su parte, Alfonso Durazo apuntó que elementos de la Guardia Nacional y Sedena se encontraban realizando un patrullaje en el fraccionamiento Tres Ríos en la ciudad de Culiacán, cuando fueron agredidos desde un domicilio por sujetos armados, por lo que repelieron el ataque. Esto luego fue desmentido por las cámaras de los militares, que no muestran ningún tiroteo ni que los detenidos estuvieran en posesión de armas, sino que salen tranquilamente del interior del inmueble hacia un estacionamiento.

La grabación de los agentes involucrados, que fue presentada en la conferencia matutina del Presidente, no muestra el momento de la liberación del hijo del capo y la Sedena aseguró que no existe material videográfico de ese hecho.

El gobierno federal indicó que a las 19:49 horas de ese 17 de octubre, "se ordenó el retiro de las tropas del lugar en donde se encontraban". 

Quién dio la orden de liberar al hijo del capo, fue una interrogante que se mantuvo hasta el 31 de octubre de 2019, cuando se señaló  que fue una decisión conjunta del Gabinete de seguridad federal, avalada por López Obrador.

“La decisión la tomó el gabinete de seguridad, de manera conjunta, los secretarios de la Defensa, de Marina, de Seguridad Pública. Yo respaldé esa postura porque considero que lo más importante es la protección de las personas”, dijo López Obrador.

El 19 de junio de 2020, el Presidente reconoció que fue él, y no el Gabinete de seguridad, quien decidió la liberación del hijo del Chapo Guzmán. “Yo ordené que se detuviera ese operativo y que se dejara en libertad a este presunto delincuente”, dijo en su conferencia matutina.

Además de esta mentira, el Presidente dijo otra al asegurar que estuvo incomunicado durante el vuelo que tomó, pues la orden de detener la operación fue a las 19:49, mientras que él arribó a Oaxaca alrededor de las 20:15.

Hasta la fecha no se ha judicializado en México ninguna investigación contra Ovidio Guzmán, a quien las autoridades estadounidenses acusan de tráfico de cocaína, metanfetaminas y marihuana, mientras que se le identifica como uno de los mayores traficantes de fentanilo.

Meses después, el 29 de marzo López Obrador visitaba la cuna del Chapo Guzmán, Badiraguato, en el día del cumpleaños de Ovidio Guzmán. Allí saludó a la madre del Chapo y abuela de Ovidio, María Consuelo Loera Pérez, que llegó en una camioneta hasta donde estaba el Presidente.

En su gira por Sinaloa, López Obrador supervisó la obra carretera que conectará a Badiraguato, Sinaloa con Guadalupe y Calvo, Chihuahua, en los límites del llamado Triángulo Dorado del narcotráfico.

De acuerdo con reporteros del equipo de prensa que acompañaba al mandatario, el vehículo del Presidente se desvió del convoy, que siguió adelante, mientras al mandatario le perdían la pista.

Fue entonces que se dio el polémico saludo del Presidente a la madre del Chapo Guzmán, a quien López Obrador le aseguró haber recibido personalmente una carta suya en la que le pedía ayudarla a ver su hijo preso en los Estados Unidos. Allí estaba también presente el abogado de la familia.

La escena fue captada con un celular, que sería de un sicario del Cártel de Sinaloa que grabó el saludo del Presidente y la madre del mayor narcotraficante de México, en un paraje donde se encontraban decenas de civiles en camionetas. Los medios de comunicación no fueron invitados a ese encuentro.

Para más noticias dale clic en Me Gusta esta página
ÚLTIMAS NOTICIAS
COMENTARIOS


¿Quiénes Somos? | Publicidad | Contacto